Artículos de María Acosta

Adicción al trabajo. ¿La gallina de los huevos de oro?

Quién no conoce esa persona con la que trabaja que siempre tiene el sí en la boca, que está dispuesta a hacer todas las horas extras que hagan falta, ese jefe que no deja de pedir en cualquier momento, a cualquier hora, y nunca es suficiente, ese amigo que solo sabe hablar de trabajo en una reunión de amigos…

Aparentemente, para un empresario éste es un trabajador ideal… su prioridad es el trabajo, es la gallina de los huevos de oro. ¿Estás seguro?

Cualquier tipo de adicción es un círculo vicioso cada vez más dañino que no solo afecta a la persona que lo sufre si no a todo su entorno. Una persona que no sabe gestionar su tiempo de manera equilibrada, en donde la balanza entre trabajo y tiempo de ocio esté descompensada hará que tenga una sensación de falta de control en su vida y una sensación desagradable de infelicidad y de no llevar a todo, como mínimo.

La persona adicta al trabajo, acumula estrés que se traduce en cometer cada vez más errores y ser menos productivo, caer enfermo más a menudo, reaccionar en lugar de responder contribuyendo a crear un ambiente de trabajo hostil.

Esto no se parece a la gallina de los huevos de oro, ¿¡cierto!?

La adicción es una enfermedad que responde a algún trauma del pasado no resuelto. Lejos de pensar que no hay solución o que como personas cercanas al problema no podemos hacer nada, la práctica de conciencia plena puede ayudar a la persona que lo sufre a recuperarse.

Otra vida es posible, otra relación con el trabajo y consigo mismo es posible. Bajarse de la rueda incesante de la adicción es posible.

Hay una manera de experimentarlo gracias a MBAR (recuperación de la adicción con Mindfulness). Si quieres saber más sobre esto, pregúntame. (link de contacto)