Prácticas y mantenimiento

Grupal

Ésta es una posibilidad de hacer prácticas formales de mindfulness de manera periódica, tras la formación inicial o para practicantes habituales y avanzados. Es un espacio dedicado exclusivamente a la práctica del método.

Uno de los objetivos del mindfulness es que pueda convertirse en un hábito. Este espacio sirve para ir interiorizándolo, para reforzar el compromiso con la práctica y mantener, en el tiempo, los beneficios de practicar la atención plena, periódicamente y en grupo.

Cada práctica suele durar 1 hora aproximadamente, aunque puede variar en función de tus necesidades, y puede ser programada para realizarla con un grupo determinado previamente, o disponer de un horario y un espacio para quien desee participar.